Habrá más películas españolas basadas en libros de Moccia | 10 noviembre 2010

¿Cuántas películas son capaces de ver las adolescentes españolas basadas en las novelas de Federico Moccia? Más de las que nos podemos imaginar. El escritor romano ha sabido conectar con un público que se ha convertido en fan irredento y que se lanza a las librerías a devorar sus novelas, normalmente grandes romances con enseñanzas vitales, y a los cines a ver las películas de las novelas. Pues se seguirá exprimiendo su obra. Tras ver lo que bien que funcionó la versión italiana -vamos, la original- de Perdona si te llamo amor, y a punto de estrenarse 3MSC (Tres metros sobre el cielo), dirigida por Fernando González Molina y con Mario Casas y María Valverde como pareja principal, ya podemos asegurar que por supuesto habrá distribución en España de Perdona pero quiero casarme contigo y que en la próxima semana se cerrará el acuerdo para que haya versión española de Perdona si te llamo amor y, en un futuro probablemente, de Perdona pero quiero casarme contigo.
 
Las novelas de Federico Moccia son un negocio de tal magnitud que no se pueden dejar de adaptar al cine. También es un proceso lógico, porque Moccia, hijo de guionista, es a su vez guionista y director de televisión. Un rápido repaso a su carrera puede iluminar a quienesno conozcan el fenómeno. Moccia dirigió su primera película en 1987, sin éxito, y escribió en 1992 Tres metros sobre el cielo, también sin lograr ningún reconocimiento (más aún, se la autoeditó). No se dio por vencido, volvió a dirigir cine -Clase mixta 3A, en 1996-, fracasó otra vez, y solo con la reedición de Tres metros sobre el cielo en 2004 logró por fin la fama y entrar en las listas de los más vendidos. Se adaptó al cine, Moccia escribió su continuación dos años más tarde (Tengo ganas de ti) y por supuesto, pasó a la gran pantalla. La obra del romano había crecido hasta el punto de que se convirtió en el fenómeno Moccia. De sus dos siguientes novelas, Perdona si te llamo amor y Perdona pero quiero casarme contigo, se vendieron millones de ejemplares por todo el mundo y miles de espectadores fueron a verlas al cine. Ambas las dirigió Moccia, ¿quién si no?
 
(…)

Noticia publicada en blogs.elpais.com
enviar noticia a
Vota esta noticia