«Mi novio me dijo que estaba zumbada» | 8 marzo 2011

Lucía y Carlos (nombres supuestos, porque prefieren mantener el anonimato) son una de las parejas palentinas que han colgado su candado del amor en el Puente de Hierro. Lo colocaron hace un año, a propuesta de Lucía, cuando cumplían su primer aniversario como novios. «Me dijo que estaba zumbada, pero accedió, porque yo quería ponerlo, explica Lucía, acerca de la reacción de Carlos ante esta iniciativa. Eligieron un modelo grande, «como el de una puerta», aclara ella, y, como es de rigor, escribieron sus nombres en el candado, aunque ahora ya están casi borrados, y tiraron la llave al río Carrión. Lucía había leído el libro de Federico Moccia y de ahí surgió la idea de seguir el ritual. Le hace ilusión, pero reconoce que no cree que por eso su relación de pareja vaya a durar más. «Lo miramos cada vez que pasamos por allí. No es que vayamos expresamente a verlo, es que coincide que es un sitio de paso», indica la joven, que ha cumplido los 18 años hace pocas semanas.

Noticia publicada en NorteCastilla.es
enviar noticia a
Vota esta noticia