Federico Moccia: "En la madurez, lo importante es no dejar de soñar" | 19 abril 2011

El escritor y director Federico Moccia estrena su nueva película, Perdona pero quiero casarme contigo, basado en el best-seller homónimo en el que narra la historia de Niki y Alex, una pareja con veinte años de diferencia que sufre su primera crisis.

   De esta forma, el autor italiano vuelve a ponerse detrás de la cámara, como ya hiciera en 2008 con la adaptación de su novela Perdona si te llamo amor, la primera historia sobre esta pareja formada por una adolescente y un hombre maduro en busca de esposa.

(...)

 

   Inspirados en su obra Tengo ganas de ti, muchos de sus lectores han sellado su amor con candados en el puente Milvio de Roma, hasta el punto de que las autoridades de la ciudad han tenido que instalar una nueva plataforma para sobrellevar el fenómeno, que se ha extendido por varias ciudades de todo el mundo. "Por fortuna, no pongo cosas extrañas en mis obras", indica el escritor, muy serio.

   "Este tipo de cosas son manifestaciones de amor, surgen cuando un libro se convierte en un éxito; aunque, en realidad, fue una sorpresa para mí, porque de repente se extendió por otros puentes, por parques... Y no solo gracias a la gente joven. En el puente Milvio he llegado a encontrar candados de parejas de 50 o 60 años. Por fortuna, en mis libros hay mucho más, se habla de la relación entre padres e hijos, por ejemplo. Todo eso lo capta la gente", ha explicado Moccia.

(...)

  "Escribir y dirigir son formas de expresión muy diferentes, porque con un libro estás muy solo, con tus sentimientos, con tus historias... La parte más importante en un libro no es cuando estás escribiendo, sino cuando estás observando a tu alrededor. Para mí, un libro es la experiencia artística más completa, desde el punto de vista de la creación. Luego el cine te permite estar con los actores y compartir lo que sentiste al escribir la novela", ha indicado.

Noticia publicada en Europa Press

enviar noticia a
Vota esta noticia