Perdonen por llamarlo amor | 30 mayo 2011

El éxito de las novelas de Federico Moccia y de la saga 'Crepúsculo', de Stephenie Meyer renuevan el tema del amor entre los lectores adolescentes; también es el tema del último premio Gran Angular, 'Pomelo y limón' (SM), de Begoña Oro.


«Moccia ha creado un universo propio: amor, sueños, ganas de pasarlo bien, unos personajes reales con los que empatizan sus lectoras, y donde son importantes también unos valores (la amistad, el apoyo de la familia...) con los que se identifica su público». Quizás por ello sus novelas arrasan entre el público joven. La editora añade: «El amor de Moccia es el amor real, el de verdad, el que le puede ocurrir a cualquiera de nosotros».

Noticia publicada en El Mundo.

enviar noticia a
Vota esta noticia