Moccia: "Una mujer bella que no es alegre no sirve para nada; y lo mismo pasa con un hombre" | 23 octubre 2013

Es Federico Moccia uno de los autores más aclamados gracias a sus historias de amor, registro del que no se mueve desde que él mismo publicara (fue rechazado en todas las editoriales) A tres metros sobre el cielo

Acertaba el autor en su empeño, todos sus títulos hasta la fecha han sido un acierto editorial: Perdona si te llamo amor, Perdona pero quiero casarme contigo,  Tengo ganas de ti o Carolina se enamoraAlgunos de ellos han llegado a la gran pantalla (con Mario Casas y María Valverde como protagonistas).

Moccia ha dado con la fórmula que cautiva a gente de todas las edades. Para Ese instante de felicidad (Planeta)  ha añadido un poderoso atractivo para su público español al crear una protagonista española. Una historia de amor que continuará, habrá segundo libro que seguirá a éste, en un pueblo de nuestro país. 

Con lo que nos gusta a los españoles que se hable de nosotros, va usted y pone de protagonista a una mujer española, ¿por qué no italiana como en las anteriores?
Me parecía divertido. Y también por el cariño que me tiene España. Aquí la gente siempre es una fiesta conmigo. Y luego en Roma, la cantidad de españoles que veo poniendo su candado de amor...  Y por supuesto ha influido también cómo los italianos intentan hacerse entender cuando tienen delante una turista española.

La española es una mujer luminosa que sonríe, que lleva la música dentro, que es muy vital¿Tanto gustan las españolas a los italianos como hacen ver o es parte de una pose?
Sí, sí, la española es para nosotros mucho menos extraña que otras extranjeras. Es una prolongación de la italiana. La española es una mujer luminosa que sonríe, que lleva la música dentro, que es muy vital. Y eso gusta mucho al italiano. Uno necesita a su lado una mujer alegre, que le haga la vida mejor, no que lo hunda. Alguien que te haga ser mejor. Y lo mismo ocurre a las mujeres con los hombres.

Su público es mayoritariamente femenino, ¿le gustaría llegar más a los hombres?
Sí, me gustaría que me leyeran, porque hablo de las dificultades que algunos tienen para hablar de amor y para entender y que les entienda una mujer. Pero no puedo escribir pensando en: voy a llegar a esto o aquello.

Dónde encuentra la mayor similitud entre italianos y españoles?
Somos muy parecidos en el físico, en el amor a la familia, en la solidaridad. Se ve en el fútbol: cómo apoyamos a un equipo. Ahí se aprecia el espíritu de equipo que compartimos. En otros lugares eso no se da.

¿La vida es un equipo?
Sí, totalmente, yo creo en esa filosofía. Aunque no sé si es una convicción sólo mía. En España veo una manera diferente de responder a la crisis.

¿Cómo es nuestra respuesta vista desde fuera?
Yo la veo más irónica. Y también más adecuada. Puede que tenga que ver el hecho de que la crisis empezara antes aquí, el caso es que ustedes ya saben que no basta con quejarse y han dado un paso más, están intentando hacer algo nuevo. Buscan soluciones. Hay una frase de Einstein que me gusta mucho y que le va a lo que pienso: "En medio de las dificultades nacen las oportunidades".

Somos muy parecidos en el físico, en el amor a la familia, en la solidaridad. Se ve en el fútbol: cómo apoyamos a un equipo¿Qué actitud ve usted en Italia?
Todavía tiene que suceder lo que ha pasado aquí. Aquí es más positivo y constructivo, es un país que ha constatado la situación y quiere empezar a hacer.

¿Y no será, tanto alabarnos, que está pensando en venirse a vivir a España?
Me gustaría mucho, y a mi familia aún más que están enamorados de España por todo lo bueno que les cuento de lo que aquí me pasa.

Usted que ha titulado el libro Ese instante de felicidad sabrá responderme: ¿es la búsqueda de un estado permanente de felicidad lo que más infelices nos hace?
En el momento que encuentras la felicidad muchas veces no te da ni tiempo a sonreír porque cuando te das cuenta ya has perdido ese momento. Lo importante es no estar tan distraidos como para no ver ese instante. Y dar el peso que merece lo que tenemos. Si no lo hacemos así, jamás seremos felices, porque siempre habrá algo que falte, un problema que no se resuelve...

Le rechazaron todas las editoriales su primer libro, tampoco tuvo éxito la primera película que dirigió, ¿qué piensa cuando mira atrás y recuerda cómo siguió luchando pese a todo?
Que hay que aprender de los fracasos para no repetirlos. Y al tiempo hay que tener una mirada crítica y preguntarse: ¿era bueno aquel libro o es que no lo han entendido? Tampoco es bueno tener un exceso de confianza porque entonces te vuelves un soberbio. Ni ser inseguro. Hay que estar convencido de lo que haces y saber que puedes mejorar.

Todo eso está muy bien, pero ¿cómo se hace para no tirar la toalla cuando todo son obstáculos?
Es parte del carácter, pero eso se puede trabajar. Y se debe hacer, con nosotros mismos y con nuestros hijos. Nunca hay que abandonar.

¿Es usted consciente de a la cantidad de personas que ha puesto 'banda-sonora-literaria' a sus historias o sueños de amor?
Sí, y soy muy feliz, porque no hay nada más bello que el amor. No hay éxito que valga la pena si no tienes una persona con la que compartirlo. Lo ideal para quienes lean esta entrevista es vivir su instante de felicidad con la persona amada.

Noticia publicada en 20minutos.es
enviar noticia a
Vota esta noticia

Federico Moccia: "No nos centramos en vivir los instantes de felicidad" | 22 octubre 2013

Para el escritor italiano Federico Moccia la vida está "compuesta por equilibros que nunca duran demasiado tiempo", por lo que a veces estamos demasiado "distraídos" y no nos centramos en "vivir de la mejor manera posible los instantes de felicidad".

   En una entrevista con Europa Press, Moccia ha resumido así la idea central de su nuevo libro, Ese instante de felicidad, que narra el proceso por el cual un joven, Nicco, supera la muerte de su padre y no pocos problemas familiares al conocer a una joven turista española de visita en Roma.

   "Me gustaría mucho que cada lector me escribiera cuál es su instante de felicidad, porque esto les obligaría de alguna forma a buscarlo, a recordarlo o a vivirlo. Porque el mensaje es no estar nunca tan distraidos que no podamos ser felices", ha explicado.

   En la búsqueda de esta felicidad ocupa un lugar destacado el amor, el "sentimiento más bello que existe" y por el que "se hacen cosas extraordinarias e impensables", ya sea por una pareja sentimental, por los padres, los hijos, una hermana o un amigo. "El amor mueve muchos componentes dentro de ti, te cambia", ha apostillado.

   Para Moccia, la esperanza y la "actitud positiva" es también fundamental para vivir feliz, por lo que ha advertido que "una actitud negativa y pesimista no resuelve nada", y sólo lleva a "vivir mal el tiempo que se nos ha concedido vivir".

CONTINUACIÓN EN ESPAÑA

   La historia de Ese instante de felicidad tendrá continuidad en un futuro libro que se desarrollará en alguna de las siguientes localidades españolas, aún por determinar: Vejer de la Frontera (Cádiz), Hondarribia (País Vasco) o Vic (Barcelona).

   De hecho, el autor italiano está actualmente en España para visitar estos tres lugares y decidir: "Los he estado conociendo en internet, aunque las sensaciones, los olores, la gente, es algo completamente distinto, claro, así que tengo mucha curiosidad por conocer estos tres lugares".

   Moccia ha decidido poner en marcha esta iniciativa tras las miles de peticiones de sus fans españolas, que llevan años reclamándole que sitúe una de sus novelas en España. Durante sus visitas, el escritor recorrerá estos tres lugares para conocerlos a fondo y así escoger el pueblo que mejor encaje en la historia que está terminando de escribir.

   El autor usará las redes sociales para compartir con sus seguidores sus impresiones de cada uno de estas tres localidades. La elección final se mantendrá en secreto hasta los días previos a la publicación de la segunda parte de Ese instante de felicidad, prevista para la primavera de 2014.

ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS

   Acerca de la adaptación cinematográfica de sus novelas -Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti cosecharon gran éxito en España con Mario Casas como protagonista-, Moccia ha asegurado que las películas españolas "han sido mucho más fieles que las italianas a la hora de captar la atmósfera de los libros".

   "La primera vez que vi la versión italiana de Tres metros sobre el cielo me sentí fatal, sobre todo porque cambiaron el color del pelo del personaje masculino, que era rubio en el libro pero moreno en la película, algo que para mí fue algo rarísimo", ha admitido con sorna.

   Sin embargo, ha apostillado que después se dio cuenta de que "el libro y la película son dos caminos diferentes, de manera que hay que aceptar la realidad cinematográfica" como una entidad en sí misma. Por eso ha concluido afirmando que le "gustaría mucho" hacer otra película aquí en España con este libro, para tener así otro "instante de felicidad".

 

Noticia publicada en Europa Press
enviar noticia a
Vota esta noticia

Moccia habla del amor que "de repente falta" | 22 octubre 2013

Una novela que narrara el romance entre una chica española y un joven italiano era una idea que Federico Moccia, el fenómeno editorial de la literatura juvenil romántica, tuvo hace unos años y que ahora ha cristalizado en Ese instante de felicidad, donde habla de "ese amor que, de repente, falta".

La expectación que entre los jóvenes lectores suele levantar la presencia de Moccia se ha visto acrecentada en esta ocasión en España ya que, además de presentar su último libro, el escritor italiano se dispone a elegir estos días la ciudad española que será escenario de su próxima novela, continuación de Ese instante de felicidad (Planeta).

"Hay mucha expectación porque quieren saber cuál de los tres lugares que hemos elegido tras un concurso que hemos organizado será el protagonista de la novela", explica el autor en una entrevista con Efe.

Hondarribia (Guipúzcoa), Vic (Barcelona) y Vejer de la Frontera (Cádiz) son las tres "candidatas" a ser el escenario de la continuación de la historia que protagonizan el joven italiano Nicco y la española María, que se conocen en Roma en "Ese instante de felicidad", y que se publicará en la primavera de 2014.

Federico Moccia (Roma, 1963) dedicará los próximos días a conocer las tres localidades "y según las características singularidades de cada uno, Nicco elegirá el lugar al que va a ir", indica el escritor, que asegura desconocer en que se basará la selección.

Se trata de buscar "el mejor lugar desde el punto de vista de la narración", aunque, por supuesto, indica, "todas las localidades son bonitas y todas podrían ir bien".

"Hace tiempo visité Murcia y me encantó esta ciudad que no conocía y pensé que los italianos muy a menudo vienen a España y en realidad no conocen el país, por lo que pensé en escribir un libro en alguna de estos sitios", recuerda el escritor.

Y también barajaba desde hace años el argumento de una novela con una chica española que viajara a Roma, y un joven italiano que fuera luego a buscarla a España. Es así como ha surgido Ese instante de felicidad, cuyo título inicial fue La extranjera.

En su novela más "intimista", Moccia presenta a un joven Nicco cuyo padre ha muerto recientemente y cuya novia le ha dejado, un personaje a través del cuál se refleja la forma en la que cada persona afronta las dificultades.

"Nicco nos enseña como está viviendo esas circunstancias y cómo el dolor es siempre difícil de afrontar. A veces en una familia, nadie vuelve a hablar de ese dolor y permanece como una capa que lo cubre todo", indica Moccia, que sostiene que es en las dificultades "donde surgen las capacidades de las personas".

Por eso, explica el autor italiano, "este libro es una invitación a vivir con plena conciencia cada instante de felicidad y a no infravalorar los momentos de ligereza, como decía Italo Calvino".

Moccia, que sostiene que ha sido con la madurez cuando ha aprendido a vivir el momento presente, recuerda la forma que tuvo su padre de enseñarle no diciéndole cómo tenía que vivir sino contándole cómo había reaccionado ante diferentes situaciones de la vida.

Desde la desilusión del primer amor que relató en A tres metros sobre el cielo, las ganas de volver a enamorarse en Tengo ganas de ti o la diferencia generacional en Perdona si te llamo amor, Moccia dice no entender cómo se pueden resumir sus novelas diciendo que "siempre habla de amor".

"Hay tantas clases de amor...", dice este exitoso autor de novela romántica juvenil, conocido por los miles de candados que jóvenes de italianos enamorados pusieron en las farolas del puente Milvio de Roma emulando a los protagonistas de su segunda novela, práctica que se extendió luego a otros lugares.

"El de este libro es el amor que, de repente, falta, la dificultad del amor, la vida que de pronto te quita, al igual que te ha dado", señala Moccia, que alude así al espíritu de la película norteamericana Cuando Harry encontró a Sally.

¿Y qué es lo que encuentran millones de jóvenes lectores de todo el mundo en sus novelas?: "Los jóvenes con mis libros se divierten, se emocionan, se ríen y a veces lloran. Encuentran fragmentos de su vida o cosas que les han pasado alguna vez. Entran en un mundo que les pertenece", dice.

Noticia publicada en LaVanguardia.com
enviar noticia a
Vota esta noticia
anterior
...
1516171819
...
siguiente